jueves, 2 de febrero de 2006

Vértigo

En Julio seré Ambientóloga. Am-bien-tó-lo-ga. Pero si hasta el word me lo subraya en rojo… Pues sí, eso es lo que voy a ser, Ambientóloga. Licenciada en Ciencias Ambientales suena mucho mejor, pero era demasiado largo. Ambientalista suena a Ecologista, y no queremos mezclar churras con merinas, que cuando digo lo que estudio, todas las personas de más de 35 años piensan que me monto con los de Greenpeace a abordar balleneros. Así que con Ambientólogos nos quedamos. Ambientóloga, que parece que vamos vendiendo ambientadores, o que nos inclinamos por los garitos homosexuales cuando salimos los viernes. Ambientóloga… ¿no se os llena la boca diciéndolo? Llenita la tengo yo del examen que tengo mañana… ay m adre. Bueno, no sé, el caso es que en Julio van a pasar dos cosas: que voy a ser Ambientóloga y que se va a acabar el plan de mi vida. Sí sí, se acaba.
Naces, y vas a la guardería, luego entras en EGB, y luego en BUP. Si te gusta la cosa, sigues hasta COU, sabes que luego viene la Selectividad, y que, si te sigue gustando, harás tres o cinco años de carrera. Y luego qué, ¿eh? Porque no sé el resto de la población, pero yo lo tenía todo muy bien planeado hasta Julio de mi quinto año de carrera. Siempre ahí a lo lejos, como algo inalcanzable, como Navidad cuando aún tenemos caramelos de Reyes pegados a las suelas, como que Bush coma el potaje de mi madre… no sé.
Y ahora, lo que siento es como si hubiera un muro que no me deja ver lo que hay detrás. Vamos a ver, el día 6 de Julio tengo mi último examen, ponle una semanita y media más para corregir y… nos montamos en… el 17 de Julio de 2006. Ea, mi vida estaba planeada hasta el 17 de Julio de 2006. Ahora tengo toda una gran página en blanco para rellenarla. Como un año recién estrenado, sólo que en vez de uno, son unos cuantos. Como cuando cambias las sábanas y están lisas, lisas… y blancas. Sin nada previsto, sin ni la menor idea de qué haré el 18 de Julio, en Agosto, después del verano, en 2016, en 2026… si seguiré viviendo aquí, si habrán arreglado las aceras de mi calle, si conseguiré hacer el doctorado que tanto me gusta, si Rajoy habrá cambiado la forma de pronunciar su /s/, si tendremos nuevo Papa, si Hamburg habrá estrenado ya su nueva línea de metro, si seguiré teniendo los mismos amigos, si la gripe aviar nos habrá matado a todos, si recordaré algo de lo que hacía en Enero de 2006…¿no os da vértigo?

3 comentarios:

Shem Shemaforash dijo...

¿Vertigo?... pues la verdad es que si da vertigo, pero nos aguantamos. Espero que sigas, he disfrutado mucho leyendote.

Elenita dijo...

Gracias, eso pretendo, seguir. Veremos si esta vez no me abandona la fuerza de volunta... :S

Sonsoles dijo...

Vértigo?? No, no, no... Se llama miedo... o mejor dicho (y perdón por la expresión), ACOJONE!!! Tú ya tienes la suerte de saber lo que vas a hacer. Siempre supe que ibas a llegar alto y lo demuestras en cada cosa que haces. Sin duda 4 años en Dresden van a ser un gran aval para tu futuro. Yo... aquí estoy, todavía pensando en mi futuro... Y con el pánico de que junto a esa pared tras la que no hay nada, va a estar la depresión poserasmus (que no te creas tú, que ya hay algo de pre-depresión poserasmus, que de ve llegar el final de esto). Y lo único que sé es que cuando me vaya de aquí, voy para la Deutschland a recuperar ese alemán que anda perdido y después... ???????? Lo único que quiero es no quedarme en España y de hecho hay algunas ideas para volver a Portugal, pero tan solo eso... ideas... Sigo deprimiéndome hasta que llegue el momento...
Besitos guapa!!!