jueves, 14 de diciembre de 2006

Orgullo patrio

ufffffffffffff qué estrés pordiosdemivida. Odio la Navidad, y odio aún más salir a comprar en Navidad. De hecho, nunca salgo a comprar en Navidad. Los regalos los hago en casa, porque odio las muchedumbres, odio los empujones, el vestirme y desvestirme cada vez que salgo o entro en una tienda, odio el olor a comida en la calle, odio.... todo eso, ya me entendéis.
Bueno, pues resulta que el día ha llegado. Mi jefe se casa pasado mañana y yo no tengo zapatos.

Horreur.

Total, que he tenido que salir hoy a comprar. Dresden, capital de Bundesland. Weihnachtsmarkt por aquí, Striezelmarkt por allá, Glühwein por acullá, olor a Stollen por toooooda la ciudad, millones de alemanes ansiosos y forrados con ropa hasta las orejas empujando y arrollando al resto... y yo buscando unos zapatos. En Alemania. El reino de la ropa hortera. Zapatos con muchos adornos, con pocos adornos, con mucho tacón, sin tacón, con unos brillos raros, sin forma ninguna... me habré probado 5 pares en cada tienda. Y al final, he acabado entrando en Mango.

Y qué queréis que os diga, pero nunca me he alegrado tanto de ser española.

4 comentarios:

reve dijo...

El día antes de la boda de mi hermano, a las 8 de la tarde, yo me recorría el centro de Madrid en busca de unos zapatos...

Ese día me cagué en todo el que se me cruzó por delante. Estoy contigo. Vivan las compras por internet...

Andy dijo...

Nada de mediocridad...

muy cierto

"cambiarán las crisis,
pagarán los mismos
y ojalá que tú
sigas mordiendo mi lengua"
(drexler)

Bellisimo blog, un post sorprendente

Pasate por casa cuando quieras--
Hay mate, gallega!
A.-

foncu dijo...

pues yo quiero ropa de hombre en Mango

Elenita dijo...

jaja Reve, eso es muy típico tuyo...

Foncu deberías escribirles. Seguro que hay más de uno que también quiere. Siento lo de tu ordenador... aunque veo que ya tienes nuevo portátil no?