miércoles, 22 de noviembre de 2006

Hoy puede ser un gran día

Hoy es fiesta en Sajonia. Es decir, sólo en Sajonia. No en el resto de Alemania. En Sajonia. Pero yo he ido al laboratorio. Es raro, me da más coraje ir a trabajar cuando sé que en España es fiesta, y sin embargo no me ha importado ir hoy.
El caso es que Dresden esta mañana estaba preciosa... no había nadie por la calle, nada de tráfico, he cruzado el puente y todo estaba muy tranquilo... en fin, un buen paseo en bici para despertarse. Y qué buen día he tenido, ¡leñe!

He escuchado una charla sobre microscopía electrónica que me ha venido de perlas. Luego he ganado dos veces (!!!) al taka-taka contra Till, mi compañero de curso de esta semana. Luego he estado utilizando durante toooooooodo el día un microscopio de fuerza atómica (aquí en inglés, mucho más completo). Y diossssssss qué chulada... hemos VISTO realmente la superficie de una membrana con rodopsina cristalizada... ufffff qué gozada. Y el cacharro no era más grande que una lámpara de mesa. Costaba unos 100.000 lerus, eso sí. Pues después de estar cacharreando con el AFM nos hemos ido a tomar un Döner, porque como era fiesta la cantina estaba cerrada. Nos hemos encontrado allí con medio instituto, para que luego digan que los científicos no trabajamos... tsk tsk tsk...
Luego hemos vuelto al laboratorio y hemos seguido cacharreando. Till ha encontrado un patch de membrana desde el lado extracelular, y yo he encontrado uno desde el lado citosólico. Hemos tomado unas cuantas imágenes de la proteína en cuestión (BRUTALESSS) y mañana las analizaremos. Luego Till se ha ido a casa y yo he decidido volver a mi laboratorio a ver si avanzaba con el poster para el retreat que tenemos la semana que viene. ¡¡¡¡Y he avanzado un montón!!!! Chino y Mamá Gallina me han estado ayudando y dando ideas, y luego Sipi ha pasado por allí y ha alabado el blastodermo que me ha llevado media hora dibujar con el programa demoníaco (el power point). Lo ha definido como: a sausage on top of the embryo, pero conociéndole, creo que es lo mejor que podría haberle dicho...
Más contenta que un niño con zapatos nuevos, he cogido mi bici y he vuelto a casa ( I biked back home, jeje), para encontrarme con que la conexión a internet estaba arreglada, y con que sólo quedan dos días para que venga Plata a verme...

4 comentarios:

marta dijo...

es que hay dias redondos... me alegro de q tuvieses uno asi. Son los que luego nos dan fuerzas cuando llegan esos en los que mejor que no nos hubiésemos levantado.
Por cierto, no me enterado de nada de lo de las membranas y demas, pero lo cuentas con una ilusion que hasta parece que sea interesante:-)

florecilla de alcanfor dijo...

Con un AFM se debe alucinar... Yo ya soy feliz con mis prácticas de echar la disolución de cloruro sódico a sangre de conejo y ver cómo se espachurran los hematíes, así que me imagino que eso debe ser como estar en el paraíso :)

Elenita dijo...

La Ciencia es bonita, qué le vamos a hacer... :)

Gacela dijo...

Me acuerdo de cuando mi exninyo estuvo haciendo el doctorado también en Alemania, y cómo le brillaban los ojos con según qué cosas del laboratorio y del curro, cómo hablaba de ello como si fuera un científico loco, jeje... :-)