miércoles, 12 de abril de 2006

Martes santo


Reunir gente, poner sitio, poner hora. Quedar, vernos, conocernos. Partir rumbo al Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Llegar a Los Marines, comenzar a andar. Ver escarabajos peloteros. Hablar del futuro, hablar de teoría de cuerdas, del genoma humano, hablar en alemán, aprender a pronunciar. Ver unos cuantos cerdos. Hablar de agujeros de gusano, hablar de desarrollo embrionario. Llegar a Fuenteheridos. Reencontar el camino y seguir caminando. Parar para comer. Hablar de apuestas unisentido. Probar un poco de todo. Contar garrapatas. Seguir andando, conocer a un perro (perdón, una perra). Ver unas cuantas cabras. Empezar a llover un poquito. Volvernos. Intentar deshacernos del perro (perdón, de la perra). Llegar a Fuenteheridos, llegar a Los Marines. Sentarme en una ventana y mirar hacia fuera. (O hacia dentro, según por dónde lo mires). Pasar un Martes santo en el campo.

4 comentarios:

Beíca dijo...

¡¡¡Elena, te envidio!!! Ojalá hubiera podido hacer algo como tú esta semana, porque la Semana Santa me revienta. Pero tengo que estudiar para un examen de la semana que viene, buaaa. Por cierto que me ha picado el gusanillo y he creado un blog, jajaja (www.beatrizjg.blogspot.com). Te invito a que lo mires si te apetece.
Otra cosa: ¡¡¡muchas gracias por felicitarme el cumple!!! ;-)

Elenita dijo...

Envidiar siempre lo que uno no tiene no es ser inteligente... Y como tú andas sobrada, has creado tu sitito en la red. Me alegro. Y felicidades de nuevo.

danirmartin dijo...

Ahora entiendo tu comment en mi blog.

Un Martes Santo diferente... lo bueno es que te gustó.

Besos.

Elenita dijo...

Sí que me gustó. A ver cuándo me entero de dónde está tu heladería... ¡que eso seguro que sí que me gusta!
Gracias por pasarte.