sábado, 12 de julio de 2008

Mis niñas

Mis niñas son muchas. Son mis niñas del colegio (Caro, Regla, Paloma, Irene, Conchita y Macarena), a las que veo cuando voy a Sevilla, aunque cada vez menos porque ahora cada una está en una punta de Europa. Son mis niñas de la Universidad (Ángela, Macarena, Rocío, Elena, Inma y Raquel), que sí que siguen todas en Sevilla menos una. Mis niñas son también mis niñas de Hamburgo (Patri, Rosa, Mery y Ruth), a las que veo muy muy poco pero que espero vengan a visitarme para revivir los tiempos Erasmus.

Y ahora, mis niñas también son las de Dresden. Alba, Sarah, Helena y Anita.

Helena, Anita y Sarah empezaron el doctorado conmigo. A Helena y Anita las conocí ya en la famosa semana de selección, y conectamos enseguida. Helena venía acompañada de Christian, su novio, al que apodamos inmediatamente The Boyfriend, y que ahora ya es The Husband. Con Anita seguí en contacto todo el tiempo hasta que finalmente vinimos a Dresden. Con Helena reconecté una vez llegadas. A Sarah la conocí porque era la novia de Daniele, otro chico que empezó con nosotros. Con ellas tres y otra chica que ahora ya no está en Dresden, empezamos las Ladies' Nights (o Mädchenabend en alemán), donde nos reuníamos a cenar, salir y cotillear, básicamente.
En Enero de 2007 llegó Alba a mi lab por seis meses, y bueno, por aquello de que hablábamos el mismo idioma y de que es encantadora, conectamos muy rápido. Ahí aún no era muy amiga de las demás, pero luego decidió que quería venir a hacer el doctorado, echó la solicitud, la aceptaron y aquí está. Y ahora ellas cuatro son mis niñas. Son lo mejor que me ha pasado desde que estoy aquí. Son mis confidentes, son mis consejeras tanto en Ciencia como en el resto de asuntos, son mis amigas para hacer cenas, fiestas, bailes y salidas al cine. Fuimos todas juntas a ver Sex & The City cuando la pusieron en inglés, hacemos Ladies' Night regularmente, nos llamamos llorando, riendo, con las buenas noticias, con las malas noticias, con los resultados de los experimentos, nos tomamos cafés interminables en la cafetería... qué más explicar.
Las cuatro son extraordinariamente inteligentes, fuertes y valientes. Las admiro a todas y cada una por sus cualidades, a cada cual más distinta. No siempre es fácil mantenernos juntas a las cinco. Tenemos todas caracteres muy fuertes, y hay que saber tratar a cada una como cada una lo precisa. Pero estamos juntas en esto. En el doctorado y en la vida. Y, haciendo uso de una expresión muy nuestra, we're not gonna give up on each other.

Y ahora, ellas también son mis niñas.

3 comentarios:

dijo...

Sin palabras :)

Elenita dijo...

Así me quedo yo cada día, gracias a todo lo que hacen :)

Sol Covilhã dijo...

En Portugal las Ladies' Night tienen otro concepto: son las noches en que los bares y discotecas dan a las chicas las bebidas gratis... Como cada noche es un lugar diferente, al final tienes una Ladies' Night todos los días de la semana. Esto en la época de estudiante era muuuuuuuuuuuuuy bueno!!!