viernes, 9 de junio de 2006

Donar es vivir


Abro el kiosko porque esta mañana he tenido un examen y toca descansar un poquito. Es que el otro día fui a donar sangre. Cuando aún no tenía los 18, yo quería ser mayor de edad para poder donar sangre. Lo de conducir me daba un poco igual. Lo del alcohol, más todavía, y bueno, lo de votar también me apetecía mucho, pero lo que más ilusión me hacía de la mayoría de edad era poder donar sangre. (Porque lo de pesar 50 kilos ya lo tenía más que superado). La primera vez fui con mi padre. Fue todo muy bien; tardé un poco más que mi padre en llegar a los 450 cc. y se metía conmigo. Tengo que decir que me lo pasé muy bien. Desde entonces he intentado ser fiel a mi cita cada 4 meses. El lunes fue la décima.
Mi tío estuvo en el hospital el año pasado. Antes de una operación le pusieron una bolsa de sangre (450 cc.) Durante la operación le iban a poner dos más, y tenían preparadas otras dos por si surgían complicaciones. Eso son 5 donantes. Para una operación. Creo que sobra la conclusión.
El caso es que no conozco a mucha gente que done regularmente, y pensé que si escribía un post quizá alguien se animase. En Sevilla, el Centro Regional de Transfusión Sanguínea está en el Hospital Virgen del Rocío. También se puede donar en el Hospital Virgen Macarena y en ambas universidades se hacen campañas todos los años. No es tan difícil. En Sevilla hacen falta diariamente más de 250 bolsas de sangre, ¿te animas?

17 comentarios:

ATT dijo...

Multiples son las pelkeas que a lo largo de mi vida he tenido con la gente de mi alrededor para intentar hacerles ver lo importante que es donar sangre, aunque te den miedo las jeringuillas, donar médula aunque- en el remoto caso de que te llamen- tengan que hospitalizarte para hacerlo, donar tus órganos, aunque te de pavor que te desmembren (que ya estarás muerto, leñe) ....
Así que, felicidades y gracias por tu constancia.
A ver si voy un dia de estos, que ya me toca, que ultimamente siempre que veo las unidades móviles no tengo tiempo de pararme y cuando tengo tiempo se me pira la pinza....

florecilla de alcanfor dijo...

Todos a donar! Confieso que no me lo había planteado pero creo que lo voy a hacer.

(ya puedes tachar dos de los de abajo)

:)

Angie dijo...

Ayer, despues de varios intentos fallidos, pude donar entera!!! La primera vez se me salió la aguja y nada más que se lleno media bolsa. Las demás veces o tenia la tensión baja o hacia poco que habia vuelto de uno de mis sitios raros.
Al final ayer lo conseguí. Me mareé cuando terminé de donar, pero las enfermeras y el conductor (es que fue en un autobus ambulante) me trataron muy bien y por supuesto cuando pasen los meses necesarios volveré a donar.

Elenita dijo...

Pero peleas ATT, pero si yo misma no puedo ver las agujas!!

Muy bien Florecilla, me alegro de haber despertado en ti las ganas. Ya nos contarás. Ya te queda menos para la Selec, no? Ánimo, el último esfuerzo y serás universitaria!

Angie, en dos horitas estoy en tu casa. Y enhorabuena por tu donación entera!

Dr. Espinosa dijo...

Por lo que yo sé no es la sangre el mayor problema de los hospitales, puesto que en caso de urgencia siempre suele encontrarse. Pero sí sé que tienen grandes problemas con los donantes de médula, pues poca gente es consciente de cuanto se necesita de eso, y que una vida puede salvarse solo con donar cuarenta minutos de tu tiempo.

A veces, sanidad, debería poner más anuncios y facilidades para este tipo de cosas.

Un saludo, Elena.

Gemma Ferré dijo...

Yo no doy ahora porque no puedo, no llego al peso requerido, pero hace años incluso me dieron un diploma en el Hospital de Sant Pau de Barcelona.
Cierto que no hay consciencia, pocas cosas hay mejores que pensar que has podido ayudar a salvarle la vida a alguien. Igual que con los órganos, no entiendo la negativa de la gente que no quieren donar los órganos de sus familiares fallecidos para salvarle la vida a varias personas con un corazón, los riñones, el higado... Somos demasiado individualistas.

Un beso,
Gemma

Nepomuk dijo...

Pues mira bella Elena...la verdad es que yo, hasta mi época dorada de desnutrío y ajqueroso, también he sido donante de sangre. Pero de ahí a esperar a tener 18 para eso... hombre... yo... estoooo...

...yo más bien pensaba en las posibilidades que me daría el sexo :d

Nepomuk dijo...

Es una bromería, es una bromeríaaaaaaa...

Que sí. Que está muy bien. Pero en realidad lo que se necesita es plasma sanguíneo, más que la sangre en sí.

Hala, todo el mundo al autocar cagando leches.

florecilla de alcanfor dijo...

Gracias, Elenita :) la suerte está echada (estoy preocupantemente tranquila... viendo pelis en inglés, acabo de ver Moulin Rouge)

Jara dijo...

A mi me pasaba igual, lo q pasa q cuando me toca donar, me estoy tomando pastillas y me da una rabia, pero dono siempre q puedo

On dijo...

Lo que no llegaré a comprender nunca son las excusas de la gente para no donar...

Que si no me gusta que me pinchen (seguro que si estuvieras muriéndote no te disgustaría tanto), que si no me pagan no (no me puedo creer que se sea tan ruin), que si duele (aunque no lo he probado), que tiene que ser malo para la salud (no como los quince cubatas que me bebo cada sábado)...

En fin, que haces muy bien.

ma´heona´e dijo...

Dos veces he ido yo y nunca me cogen :( Tampoco es por lo de los 50 kg, jaja, sino por anemia (parece ser que estoy flojucha) Y no veas qué pereza, después de rellenar todos los papeles...

Pero vamos, esto me ha recordado que tengo que volver a intentarlo. A la tercera va la vencida ;)

Un besote

Elenita dijo...

On, Ma'heona'e, bienvenidos.
Sí, las excusas son geniales... que si me van a contagiar algo...!!!
tsk tsk tsk

Elenita dijo...

Ah, Nepo, es que yo lo del sexo ya lo tenía superadísimo........

...........la teoría, vaya. :P

Saravá dijo...

Nepito,
qué burro eres...
Vale, esa es una de las cosas que podemos hacer.
Así que me comprometo a ir a donar sangre.
Nunca lo he hecho. Nunca es tarde, no?
Espero no marearme...

reve dijo...

Yo lo hice hace poco por primera vez. Antes nunca me dejaron por el peso...

Lo llevé bien, pero me hicieron mucho daño en el dedo. Peso poco, pero aguanto bien, y me dijeron que estab muy sana y que era muy fuerte. (Eso me puso muy contenta)

Pero me pegaron el algodón al brazo con esparadrapo. Y yo esas cosas (lista que soy) me las quito milímetro a milímetro, pelito a pelito... Así qeu mi chico, tiró or sorpresa para quitármelo, me lo quitó, yo mirá, vi un poquito de sangre, y entre eso y el susto de quitármelo de repente, unas 6 horitas después de donar, y de aguantar allí como una campeona y en el trabajo después, fui y me mareé en casa...

Nuria y Jose dijo...

Admiro la gente que dona sangre. Cuando la gente dice que "le da cosa" algo suelo pensar con son tonterías de cada uno. Pero me acabo de dar cuenta que mi relación con "sacar sangre" es un símil muy bueno. Me da cosa que me saquen sangre. Simplemente saber que tengo revisión médica en un mes me incomoda. Diossss! No puedo! Y pensar que te estén pinchando durante 10 minutos sacandote sangre... no puedo.
Pero enhorabuena por tu valentía - para mi lo es.