lunes, 5 de abril de 2010

Este blog

El otro día admití ante alguien de Dresden, por primera vez, que tenía un blog. Me preguntó si estaba en español; le respondí que sí. No me pidió la URL, ni yo se la di. Sin embargo le confesé el hecho de que era la única persona en Dresden (de entre mis conocidos, que sé que hay algún que otro desconocido que lee esto) que sabe de su existencia. Y un poco pensando en alto, mencioné que si alguna vez quería dedicarme a escribir sobre Ciencia debería hacer mis escritos algo más públicos. Pero que eso cambiaría a su vez la manera en la que escribo. Lo sé, mucha gente piensa que escribir para uno mismo tiene poco sentido, pero en mi caso es una parte bien importante del psicoanálisis que llevo a cabo sobre mí misma. Y claro que sé que hay gente que lee esto y que me conoce. Pero, al menos hasta donde yo sé, es gente que me conoce muy bien, y esta ventana es simplemente un añadido a lo que por defecto les cuento regularmente por e-mail, teléfono etc. Y ese hecho me da algo más de libertad para escribir.
No sé, quizá todo esto no tenga mucho sentido mirándolo desde fuera. De lo que sí estoy segura es de que este blog no llevaría vivo desde Enero de 2006 si lo hubiera publicitado entre mis conocidos (y no tan conocidos) a los cuatro vientos.
Simplemente, se hubiera muerto de vergüenza.

5 comentarios:

Foncu dijo...

Me alegro de estar en ese selecto grupo de conocidos que te leen :P :D

keil dijo...

Yo escribo para mi mismo, lo que quiero sobre lo que me da la gana, no necesito que me comente nadie porque sencillamente me da igual la opinion de cualquiera...

Si, ya se que es ironico que lo diga en un comentario, a otra persona.

Por que alguien te lea ya crees que ers menos libre a la hora de expresarte?

Antonio dijo...

Pues yo si leo todo lo que escribe y no te conozco. Me gusta como escribes y me parece interesante por eso te animo a seguir.

Anónimo dijo...

Hola
Pues yo te he encontrado hace poco y he deborado tu blog.

Me gusta

David

Anónimo dijo...

Querida,

bastante gente de Dresde lee tu blog. Sólo para que lo sepas. Saludos desde la Neustadt.