lunes, 4 de enero de 2010

Queridos Reyes Magos:

Me llamo Elena y tengo 26 años. Supongo que no recibiréis muchas cartas de gente de mi edad, o a lo mejor sí, pero supongo que serán cartas imaginarias, que mis coetáneos piensan o imaginan, más que escriben. Yo este año siento la necesidad de escribiros y contaros mis deseos. Este año me he portado bien, creo. He vivido según mis valores, y he cambiado algunos para volverme algo más egoista, pero creo que eso no es demasiado malo. He escuchado a mis amigos, tanto cuando me necesitaban y me lo pedían, como cuando yo sentía que no tenían fuerzas para pedírmelo. He invertido mucho tiempo y muchos sentimientos en gente que luego no ha resultado ser como yo pensaba, pero eso también me ha enseñado mucho. He trabajado menos de lo debía, o al menos, no tan eficientemente como debía. Sin embargo, me he prometido a mí misma (y a vosotros ahora) que en dos mil diez voy a mejorar eso. Tampoco he cuidado mi salud tanto como debiera, y en eso también prometo reformarme.

Mi deseo para este año no es nada material; ya sé que a los camellos les cuesta mucho andar por la nieve. Pero como sois magos, y podéis cumplir deseos inmateriales, este año quiero que me traigáis un AÑO, con mayúsculas. Quiero 365 días (bueno, ahora ya sólo son 360) de verdad, cada uno con 24 horas que merezca la pena vivir. Las de sueño, llenas de sueños bonitos, y las de vigilia, llenas de trabajo, de compañía, de risas y de felicidad. Por otra parte, un AÑO también debe tener sus horas y días menos buenos, así que también quiero que me traigáis días con lloros y tristeza. Días de lluvia, días de agobio, de impotencia y furia. Y noches intranquilas, con alguna que otra pesadilla.
Quiero ser y estar igual de sana que estoy ahora, y quiero conservar todos los tesoros que tengo ahora, que son cada una de mis amistades y cada uno de mis familiares. Quiero tener fuerza para acabar lo que he empezado y claridad de mente para decidir qué hacer después.

Sé a ciencia cierta que es mucho y muy difícil lo que os estoy pidiendo, porque en el fondo, queridos Reyes Magos, sé que estoy pidiéndomelo a mí misma. Voy a hacer un AÑO de este año. Allá vamos.

5 comentarios:

Turita Políglota Complutense dijo...

Seguro que sí, tu año será un AÑO, ya lo tienes casi todo hecho, ser consciente de lo que se tiene ayuda mucho a conservarlo, darse cuenta de lo que se podría mejorar ayuda a hacer ciertos cambios, saber de antemano que no todo puede ser perfecto ayuda a no desesperarse y tener el espíritu y la ilusión que tienes tu por que tu año sea un AÑO te acercan un poquito más a esa realidad.

Yo tampoco pediré mucho a los reyes, que como tu has dicho los camellos por la nieve malamente...Aunque después del AÑO 2009 que he tenido, no sé si atreverme a esperar otro igual de bueno...pero ojalá si. Mucha suerte en tu proposito, y a ver si nos cruzamos un día por Neustadt vecina (si no lo hemos hecho ya, como no sé cómo eres...quien sabe!):)

Antonio dijo...

Espero que te traigan todo lo que pides.

surenia dijo...

mi nigna!!!
me pones muy dificil lo de escribier mi carta... aue por cierto llegarà a ultima hora de hoy, como la exposé q tengo q hacer ahora mismito en ingles y la d dentro d 3 o 4 horitas (q la he acabao por asi decir hace media hora!!!)

mi carta ahora seguro seguro q se parece a la tuya!!!

;)

bonne courage!!
todo siempre sale bien... asi q :)

Elenita dijo...

Irene, yo sí que te he visto a ti en el Konsum... pero es en verdad soy un poco tímida...

Gracias, Antonio :)

Martita, estoy esperando tu carta, aunque ya hayan pasado las hadas magas... Qué ganas de que llegue el 12 de Febrero...

Turita Políglota Complutense dijo...

En el Konsum? Creo que nunca fui al Konsum, yo voy al Netto...jajaja! Pero bueno a lo mejor pasé sin darme cuenta o por allí pasó una chica que se parecía a mi quién sabe!

Una vez vi a una chica española hablando por telefono mientras hacía la compra, podrías haber sido tú, pero era el Netto, jeje.

Besos!