jueves, 22 de octubre de 2009

La trama cinturón

Viendo que se me están empezando a caer los pantalones, he ido hoy al workshop de mi instituto con el cinturón en la mano y les he pedido, ya que allí tienen la herramienta necesaria, que me hicieran un nuevo agujero en mi Gürtel*...

Qué pena que el hombre no estuviera al día en política española, en cuyo caso hubiera entendido la sutil ironía que mi petición llevaba implícita. Y nos hubiéramos pegado unas risas, qué coño.


*Cinturón, correa.

3 comentarios:

Guillermo dijo...

jajaja demasiado sutil

Elenita dijo...

Guilleeeeee

jo.

te echamos de menos!

Emilienko dijo...

Jajaja.

A mí me parece una metáfora deliciosa.