sábado, 6 de octubre de 2007

Retromúsica

Las personas solemos experimentar los mismos sentimientos cuando somos expuestos a situaciones similares. Al menos hasta un cierto punto. A este respecto, casi todas las personas que viven en el extranjero coinciden conmigo en una cosa: fuera de casa uno escucha más música original de su país.
Yo en Sevilla escucho mucho The Beatles, U2, R.E.M, Queen, Pink Floyd, Red Hot Chili Peppers, Jovanotti, Bachelet... pero poca música española. Y sin embargo, aquí en Alemania ves a portugueses escuchando fado, a los franceses con Edith Piaf, y a los españoles con lo que a cada uno le guste. En ese orden de cosas, hay que decir que en el laboratorio solemos poner música durante todo el día. Si estamos todos, hay que poner música que nos guste a todos. Pero por las tardes-noches, o los fines de semana, el primero que llegue (o el último que se vaya) es Dios. Y esuchas cosas que, en España, ni por asomo. Cosas de las que tus amigos se ríen cuando las cuentas. Porque evidentemente que escucho Sabina, y Serrat, y Fito, y Amaral, y Héroes... pero qué pasa con toda aquella música que oíamos (pero no escuchábamos) durante nuestra infancia? En esos viajes eternos al pueblo por carreteras secundarias en un Seat 127. Esa música que sonaba en la radio mientras tu madre hacía la comida, o la que se oía mientras "los mayores" hablaban alrededor de una mesa con café. Esa música que nunca aprendimos a valorar, porque era hortera, cutre. Algunos se seguirán riendo de mí, pero decidme que esta gente no tiene mejor voz que la mayoría de energúmenos que suenan hoy por la radio. Y cuando uno está lejos del terruño, esto emociona. Te lo digo yo.

Primer ejemplo.




Segundo ejemplo. Obviad el personaje, obviad la vestimenta, obviad la puesta en escena, pero quedáos con la voz. Y con la letra. Que levante la mano aquél al que no le gustaría que le dijeran todo esto.





Tercer ejemplo. De esta canción nos hemos reído todos, pero os juro que no es mala




Si aún no te crees que todo esto pueda ser verdad, y que Elenita se ha vuelto loca, sal de tu casa. Sal de España. Y el día que te sienta s orgulloso por venir del mismo sitio que Nino Bravo, Raphael o Perales, llámame. Y quizá me marque un "Libre" contigo.



6 comentarios:

Emilienko dijo...

Lo mejor es la necesidad imperiosa de cantar sevillanas. Cosa que nunca jamás harás en casa.

Al fin y al cabo, es lo que te queda de tu tierra.

Por cierto, un poco gore tu deseo de extinción de la especie humana, aunque a veces lo comparto... :)

Sol Covilhã dijo...

Jajajajajajaja!!! Yo me quedo con Nino Bravo, aunque la versión de: "al partir un beso y una flor..."

Leon dijo...

A mi la de Raphael me gusta, admitiendo que puede ser una horterada, pero me gusta. Y escuchar eso en "tierra extraña" emociona al más pintado. Incluso si nos ponen a Manolo Escobar hasta nos emocionamos y nos ponemos yeyés.

marta_ dijo...

jijijiji
creo que necesito un tiempito fuera pero ya!!

y aún así fíjate que es verdad que me gustan las canciones que has puesto eehhh

besitos!!
se te vuelve a echar de menos por aquí!!!

Achab dijo...

Ponles "mi carro", que ya estás tardando.

Elenita dijo...

Hombre, a Manolo Escobar ya no llego. Demasié.

Pero Nino... cantando a grito pelado mientras decoriono embriones, vamos!!!