martes, 28 de marzo de 2006

De riñas y autoridades

Hoy le he reñido a una señora. Observaba plácidamente cómo los dos o tres niños a su cargo (una tal Marina era su hija) se turnaban para saltar del bordillo del arriate a la rama de un sufrido árbol de una céntrica plaza sevillana.

-Señora, no les deje colgarse así de la rama, por favor.

La señora me mira impasible y cuando Marina se descuelga de la rama le dice, señalándome:

-Marina, mira lo que te están diciendo.

-No, señora, se lo estoy diciendo a usted. Esto sería lo que le hubiera dicho si hubiera sido capaz. Pero no, porque era la primera vez que le reñía a alguien que me saca al menos 30 años, y qué quieres que te diga, me daba reparo. Así que me dirijo a Marina:

-Que el árbol no está ahí para que tú te subas.

Y me he ido.

3 comentarios:

florecilla de alcanfor dijo...

Eso es lo que se llama una niña desmadrada.

Hoy cumples tres meses de blog ¡felicidades!

Kilian dijo...

La próxima vez no te cortes, tú vas con saña, te plantas delante de la señora (brazos en jarras) y le sueltas: "¡¡SE LO ESTOY DICIENDO A USTED, O SEA QUE NO SE HAGA LA TONTA!!".
Sólo entonces, te vas.
Y feliz cumplemeses de blog...:)

Elenita dijo...

Pues no me había ni fijado, Florecilla. Gracias... un regalitooo????? ;)

Kilian, es una buena idea...el problema es que la maleducada es ella, no yo, y yo eso del respeto a los mayores (aunque sean sevillanitos pijos de pro) lo tengo grabao mu en el fondo.